Esta red social es un espacio para el análisis, la reflexión, el aprendizaje y la difusión de la Historia de Tuxtepec.

Foro

PRESENTE Y FUTURO DE TUXTEPEC

Iniciada por Historia de Tuxtepec. Última respuesta de elver gonzalez santos Ago 24, 2013. 7 Respuestas

Flor de piña. Nuestra danza ante el mundo.

Iniciada por Marsel Toledo. Última respuesta de Marsel Toledo May 25, 2013. 9 Respuestas

anécdota de la mala madre

Iniciada por Fabricio González Soriano. Última respuesta de Tomás García Hernández Abr 10, 2013. 2 Respuestas

la identidad tuxtepecana cultura cambiante

Iniciada por jesus rafael santaella dionicio. Última respuesta de benigno fernandez Mar 25, 2013. 29 Respuestas

Miembros

Música

Cargando…

Insignia

Cargando…

Cumpleaños

No hay ningún cumpleaños hoy

web hosting

La leyenda de los xocoyoles.

Cuentan los que vivieron hace mucho tiempo, que había un hombre que no creía en la palabra de sus antepasados. Le contaban que al caer una tormenta con truenos y relámpagos salían unos niños llamados xocoyoles.

Los xocoyoles son los niños que mueren al nacer o antes de ser bautizados. A esos niños les salen alas y aparecen sentados encima de los cerros y los peñascos.

Cuentan que esos pequeñitos hacían distintos trabajos: unos regaban agua con grandes cántaros para que lloviera sobre la tierra; otros hacían granizo y lo regaban como si fueran maicitos; otros hacían truenos y relámpagos con unos mecates. Por eso oímos ruidos tan fuertes y nos espantamos.

Pero el hombre no creía. Un día, después de una gran tempestad, se fue a cortar leña a un cerro de ocotes. Cuando llegó vio a un niño desnudo, que tenía dos alas, atorado en la rama de un ocote.

El hombre se sorprendió, sobre todo cuando el niño le dijo:

- Si me das mi mecate que está tirado en el suelo, te cortaré toda la leña que salga de este ocote.

- ¿En verdad lo harás? - le preguntó el hombre.

- Sí, en verdad lo haré.

Como pudo, fue uniendo varios palos. Al terminar puso el mecate en la punta y se lo dio. Cuando el niño tuvo el mecate en sus manos, le dijo al hombre que se fuera y regresara al día siguiente a recoger su leña. El hombre se fue y el xocoyol comenzó a hacer rayos y relámpagos. El ocote se rompió y se hizo leña. Cuando el niño terminó su trabajo se fue volando al cielo a alcanzar a sus hermanos xocoyoles.

Al día siguiente el hombre llegó al bosque y vio mucha leña amontonada; buscó al xocoyol y no lo encontró por ningún lado.

A partir de ese día comenzó a creer lo que le decían sus abuelos.

Información compartida por: Isnardo Terán Juárez

Vistas: 455

Etiquetas: La, Mazatecas, de, leyenda, leyendas, los, xocoyoles

Comentario

¡Tienes que ser miembro de HISTORIA DE TUXTEPEC para agregar comentarios!

Únete a HISTORIA DE TUXTEPEC

© 2014   Creada por Eduardo Reyes.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio

Sin conexión

Video en vivo